Conocer al productor, al producto y sus potenciales gastronómicos (Foto: Encuentro de Saberes y Sabores en la granja de Cañahua Samiri 2018 / MIGA)

La Gastronomía Sostenible ya tiene un día especial: 18 de junio.

Este año se celebra por primera vez, y se celebrará la gastronomía como un sistema sostenible que engloba a !El conjunto de platos y usos culinarios propios de un determinado lugar es una expresión más de la diversidad natural y cultural del planeta”.

Según el portal de Naciones Unidas, se promulgó este día se para promover unos hábitos alimenticios (producción, preparación y consumo de alimentos) más respetuosos con el medio ambiente y con las tradiciones locales.

Este es un primer paso para reconocer la importancia del Patrimonio Alimentario como herencia vital de los pueblos y a las cocinas como manifestaciones culturales vivas, que promocionan el desarrollo agrícola, la seguridad alimentaria, la nutrición, la producción sostenible de alimentos y la conservación de la biodiversidad.

La fecha fue aprobada en diciembre de 2016 por la Asamblea General de Naciones Unidas mediante la resolución A/RES/71/246. El país promotor de la iniciativa fue Perú.

 

Chef y productor, una alianza clave para la Gastronomía Sostenible – Anahi Reyes (gastrónoma) y Petrona Alcón (productora de hortalizas) (foto archivo MIGA / Pioneros)

Piensa global, come local

Nos sorprendería saber en qué grado nuestros hábitos alimenticios pueden afectar negativamente al medio ambiente. El portal de la ONU nos propone antes de salir a comprar comestibles, cuestionarse lo siguiente:

  • ¿Se trata de un producto de temporada o su producción ha requerido un gasto energético considerable para su cultivo en invernadero?

  • ¿De dónde viene? ¿Cuántos kilómetros ha recorrido ese alimento para llegar a tu mesa?

  • ¿Dónde se ha producido ese alimento? ¿Lo ha cultivado un pequeño agricultor o proviene de una planta industrial?

Estas preguntas nos ayudan a comprender que el consumo y la alimentación son procesos que causan impactos sociales, económicos y medioambientales, y que de nuestras decisiones depende la sostenibilidad de estas cadenas.